Llamazares y Abascal: Análisis Declaraciones Electorales

Dos representantes de partidos en posiciones diametralmente opuestas del espectro político, llevan mucho haciendo su presentación en campaña. Del líder de Actúa he desglosado su intervención de inauguración de campaña en la sala Galileo el pasado 6 de abril. Y del líder de Vox, los cortes de una entrevista reciente en una emisora conservadora. Como del dirigente asturiano tengo el audio del acto público, pero no está subido a la red para que sea sencillo compartirlo, no voy tampoco a subir el enlace de la entrevista del político vasco, si bien es fácilmente localizable en internet, al igual que cualquier otra ponencia de Llamazares esta primavera. Estas son las partes más destacadas y mis impresiones personales (hay temas en ambos casos que he omitido, por no querer centrarme en ellos).

 

Gaspar Llamazares (Actúa)

gaspar_1

Contrato social, a la vez que de género y medioambiental.

En estos años de banalización de la política y de actitudes más propias del postureo que del trabajo honesto por parte de los cargos públicos, sobre todo de aquellos progresistas, es necesario volver a hablar de condiciones laborales, poderes adquisitivos, del problema de las pensiones.. De aquello vinculado a temáticas de género, soy tremendamente crítico con todo lo relacionado con ello. La izquierda debe hacer una profunda reflexión interna al respecto, pero parece que nadie se atreve a poner el cascabel al gato saliéndose de lo políticamente correcto. Pero no les debería quedar otra. Lo acabarán haciendo por las malas, tanto por el castigo electoral asociado a ello, como por el rechazo social que de manera paulatina van a ir creciendo en los próximos tiempos. Cada vez nos alejamos más de esa unanimidad que era lo que se buscaba.

Medidas acordadas con la izquierda, y de ser necesario, con la derecha. Ilegalización Vox si tiene una mayoría para ello.

Es imprescindible llegar a consensos y pactos de Estado con todas las principales fuerzas políticas. En ese sentido, sería muy importante que Actúa obtuviera representación parlamentaria para que se erigieran tanto como impulsores, como mediadores de los desarrollos y acuerdos. De hecho, aunque se sepa que en el futuro los méritos, y los votos, se los llevarán los demás. Referente a ilegalizaciones, lo considero todo un error. A día de hoy ya existe un marco legal donde si un partido no está acorde a él, hay que denunciarlo, y presentar pruebas a la fiscalía. Todo lo demás, palabras huecas. Además que de prosperar es una manera poco ética de silenciar a una parte de la población no acorde con tus posicionamientos. En este sentido, cabe recordar que Izquierda Unida con él como coordinador general se opusieron a la ilegalización de Batasuna en su momento por meras convicciones democráticas, apechugando con la incomprensión de la postura por una mayoría social (en una época de auge del terrorismo). Una ilegalización promovida por el juez Baltasar Garzón, actual compañero de partido. Paradojas de la política.

Regeneración de la democracia, sin renegar de la Transición, de la Constitución. Guerra a la corrupción.

El discurso de la enmienda a la totalidad a la Transición que hace Unidas Podemos no lo comparten, ni compartimos, para nada. Reniega del rol que desempeñaron las generaciones anteriores, no reconoce los avances obtenidos en derechos civiles, y parece que únicamente ha servido para que ciertos personajes hayan hecho carrera política señalando a los demás. “Asumimos su papel con sus luces y sombras”. No habla de grandes reformas constitucionales “puesto que sin el visto bueno de la derecha es un brindis al Sol”. No llegó a mencionar un hipotético referéndum de independencia en Cataluña, pero cuando ha surgido, en repetidas ocasiones se han opuesto a ello.

Adelanto elecciones por parte del Gobierno, sin medidas de fondo contra el malestar social.

Se dirigen a ese electorado que nunca votará ni al PSOE ni a UP. “Votantes antaño de Izquierda Unida, ahora reflejados en Actúa”. Trabajan para reconstruir la izquierda. Reconocimiento de errores, como el cesarismo o el sectarismo (y yo añado, “el posmodernismo”). Desde el municipalismo, centrarán sus esfuerzos para construir un nuevo sujeto político. “ Hay que crear una izquierda amable, y plural”. Y agrego: integradora, y que se debe quitar de muchos prejuicios.

Proporcionalidad sistema electoral. Visibilización de la candidatura.

“Como ya todos los partidos son grandes, alrededor del 20%, donde el sistema ya respeta esa proporcionalidad, ya nadie lo reclama”. El problema lo tenemos los demás. Buscan compatibilizar la militancia que ya aportaba su experiencia y veteranía, con una nueva generación que debe ir cogiendo el testigo. Con dolor debo decir, que hay muchísimo espacio por recorrer. Insistió en el RESPETO A QUE SE PUEDAN PRESENTAR A LAS ELECCIONES. No se puede estar haciendo un llamamiento constante al voto útil. De hecho, afortunadamente, en circunscripciones como por lo menos Madrid, al haber tantos escaños para cubrir, con un 3% de los votos obtendrían representación.

 

Santiago Abascal (Vox)

abascal_2

“El éxito de Vox”.

Remarca su hiperpresencia en las redes sociales (comentarios anónimos sin miedo a ser señalados en foros, noticias de todos los diarios digitales, o vídeos deYoutube. Retuiteos a perfiles afines a ellos). También en los medios de comunicación, aunque no lo diga expresamente en esa entrevista. Tanto por las constantes acusaciones con que son aludidos, como por las políticas surrealistas que con orgullo enarbolan las fuerzas progresistas, y las conservadoras no rechazan, que hacen que el espectadores pongan el grito en el cielo y se acuerde de ellos.

Inmigración. Problemas de no tener una política migratoria común.

La posición de la formación emergente es tan conocida que no merece la pena desglosarla. Es una vuelta de tuerca respecto las de PP,PSOE o Ciudadanos. Es buena ocasión para recordar que Zapatero pasó en un par de semanas a decir que no iba a permitir que ningún ser humano se quedara tirado por no poder entrar a España, a sostener que “las fronteras están cerradas porque todo emigrante debe tener claro que la única manera posible de entrar a España será la legal” (sic). Con ello ya no es preciso aludir a las deportaciones de Obama, Macrón, Sarkozy o Berlusconi. El asunto es tan delicado que ya no vuelvo a mostrar postura alguna de superioridad moral, sea cual sea el posicionamiento de cada cual. Y recuerdo que el control férreo de fronteras respecto el exterior es un derecho de cualquier Estado, que Corea del Norte aplica sin despeinarse, y que Cuba – el país más solidario del mundo – se podría arrogar cuando considere.

La izquierda europea necesita una profunda, profundísima reflexión sobre el asunto. Por un lado, reconocer que la integración no es sencilla, y que trae dificultades, lo cual no significa que haya que restringir su entrada. Simplemente asumir y encarar un problema. Por otro, nunca se había planteado que ese flujo migratorio, en el momento que sea necesario, llega, se integra, y es provechoso tanto para ellos como nuevos ciudadanos como para las sociedades que les acogen (un ideal que para cumplirse al ciento por ciento es lejano), acaba siendo también un espolio para los países empobrecidos que pierden a su próxima generación para poder salir de su situación. Y por lo tanto, urge (no digo “urgirá”) un nuevo dilema moral, tanto para los emigrados – sobre si deberían tener una obligación ética de quedarse para levantar a sus países con lo que tienen ahorrado – como a las potencias occidentales, que alientan esa fuga de talento humano por puro egoísmo (siguiendo su deriva estratégica del colonialismo al neocolonialismo, y de ahí al imperialismo). Pero ese largo debate sin respuestas y muchos interrogantes, otro día.

Cataluña.

Por mucho que se diga, no es por un motivo diferenciador para que Vox suba en las encuestas. Sus preceptos son compartidos por Ciudadanos, y si no lo eran por el PP de Rajoy, lo podrán ser con el de Casado. Lo preocupante, es que defendiendo una unidad estatal no hay nadie de peso a la izquierda. A UP ni está, ni se la espera, más bien al contrario, y el PSOE no se sabe a qué juega, diciendo una cosa en Madrid, y el PSC otra en Barcelona.

“A los españoles que no piensan como nosotros, convencerles”

Justamente esa misma frase utilizó Llamazares en su aporte. Por cierto, militancia de izquierda: insultar a los votantes de un partido no les disuade de su decisión, les reafirma. Y aunque en esta entrevista no salió el tema, la ilegalización de partidos comunistas y separatistas es uno de los múltiples puntos en los que estoy en desacuerdo con Vox. No es necesario confrontar, ya que no les veo con capacidad efectiva para llevarlo a cabo por cuantiosa que fuera su mayoría en un parlamento.

“Las encuestas son propaganda guerra. Están hechas para inducir el voto”.

Es una obviedad tan clara que no precisa indicar nada más. Afirman tener estudios propios que les dejan mejor parados. Cualquier modesto analista político sabemos que los resultados que les dan son mucho más bajos de lo que en verdad son. Aparte, recuerda las encuestas del Brexit, o de las últimas elecciones americanas, pero de verdad, no era necesario. Tezanos, A3Media y/o Prisa se quieren reír de nosotros.

“Algún día haremos las cosas mal, y no les creerán cuando lo digan. Recordando al pastorcilo mentiroso”

Evidentemente. El descrédito de los grandes medios (des)informativos es flagrante. No solamente con el tratamiento a esta nueva facción de la derecha que acaba de llegar esta década. También para otra multitud de facetas tratadas durante años en este blog. Reconoce que pronto o tarde les tocará descubrir a corruptos en sus filas, como los demás, pero la gente ya no le dará crédito al emisor del mensaje.

Ideología de género

La postura de Vox ante la Ley de Violencia de Género es la que sostuvo en su momento UPyD, y hasta hace dos años, Ciudadanos. ¿Alguien puede explicar ese repentino cambio de proceder? Es una pregunta retórica a la veleta naranja. “La izquierda abandonó el discurso de lucha de clases porque no lo veía viable y se abrazó al feminismo”. Y a otros movimientos, como el LGTB o las minorías que no se acordó de mencionar en la radio. Claramente.

Abascal da entender que (el progresismo) se ha agarrado como un clavo ardiendo a un posible plan B ante una inviabilidad relacionada con una práctica empírica en que se apoya una ideología equivocada, falsa o desfasada. Pero nada más lejos de la verdad. Muchos sostenemos que han renegado del conflicto capital-trabajo para evitar buscarse problemas con los poderes fácticos, que prefieren un activismo orientado hacia causas más blandas. En América Latina confrontar con el capital conlleva sanciones, bloqueos, golpes de Estado por parte de las potencias occidentales. Y aquí han visto que hay que ser muy valiente para encarar a las oligarquías, y que mientras las desigualdades sociales no sean tan sangrantes como las que hubo al otro lado del charco podrán mirar a otro lado.

Finalmente, cuando la percepción de la realidad por parte de ese activismo roza la caricatura, y la defensa de sus postulados se mueve en el histerismo, es porque esos poderes fácticos han alimentado a chiringuitos y paguitas que los propios interesados no van a permitir que les quiten tan fácilmente. Y será mentira.

“Nuestro voto es más útil que el dado al PP o Cs”

Voy a acabar con la última alusión a Abascal sobre los resultados esperados y las expectativas que se plantean. “Llenamos más los pabellones que PP o Cs”. No he visto los vídeos de los mítines de aquellos segundos, o mejor dicho, los que he visto que han colgado no buscan unas panorámicas tan pretenciosas. Pero viendo las afluencias – cualquiera puede buscarlas – a los de Vox, es complicado que cualquier otra fuerza las iguales. Y eso, acabará teniendo una repercusión clara en los resultados finales.

Militancia de izquierdas, ¿qué vas a hacer después del 28 de abril? ¿Sobrevivir a base de demonizar al adversario o hacerte un ejercicio de introspección para trabajar por las verdaderas necesidades de las clases populares?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s